Noticias

Publicado el Abril 25th, 2016 | por Chan Chan

0

El nuevo rostro de Chan Chan

Instalan más de 4 mil metros de coberturas y 850 m2 de protección de piso en el Patrimonio Mundial.

Los avances en la protección y conservación de Chan Chan son notorios. Desde el ingreso al único conjunto amurallado expuesto al turismo que ofrece el Complejo Arqueológico, los visitantes son testigos -en cada paso-, de cómo han mejorado las condiciones de este sitio incluido en la lista de Patrimonio de la Humanidad desde 1986.

Los trabajos ejecutados durante los últimos meses por el Ministerio de Cultura, a través del Proyecto Especial Complejo Arqueológico Chan Chan, permiten que el recorrido sea más confortable. Chan Chan es hoy en día, el segundo sitio del Patrimonio Mundial en todo el Perú, donde se instala un sistema altamente tecnificado de protección del piso original. Cubre casi todo el circuito turístico a excepción de la zona funeraria.

Siguiendo la experiencia del Cusco, los especialistas de Chan Chan han instalado esta tecnología consistente en bloques de pavimento drenante, basada en el uso de geotextiles y celdas de polipropileno rellenadas con confitillo que permiten en caso de lluvias evacuar las aguas hacia puntos donde no afecten las estructuras arqueológicas.

A la fecha, se han instalado 835 m2 de este pavimento que puede llegar a soportar cargas mayores a 100 toneladas por metro cuadrado. La meta es instalar en los próximos cinco meses 1700 m2 de protección de pisos, lo cual permitirá cubrir el ingreso al conjunto amurallado Nik An, Plaza Principal, Corredor de Peces y Aves, Altarcillo, Audiencias, Corredores de acceso al Huachaque y corredor de salida.

“Tenemos el propósito de ofrecer a Chan Chan lo mejor de la tecnología mundial. Este novedoso sistema que es traído de Estados Unidos permite proteger mejor el sitio arqueológico, y al mismo tiempo, facilitar el acceso de personas en especial de aquellas con discapacidad. Hemos priorizado este sector porque fue siempre muy vulnerable frente a las lluvias”, señaló María Elena Cordova Burga – Directora de la Dirección Desconcentrada de Cultura La Libertad.

Los trabajos realizados en el marco de las acciones de prevención por el fenómeno de El Niño en el conjunto amurallado Nik An, otrora palacio Tschudi, también se enfocaron a la protección del sector conocido como audiencias. En esta zona, que siempre representó un mayor riesgo de afectación en caso de lluvias, se han instalado más de 4 mil metros de coberturas que protegen toda el área que exhibe variedades de relieves.

Las coberturas instaladas tienen una forma a dos aguas, con una altura promedio que va de los 4 hasta los 7 metros. Se utilizó caña guayaquil, listones de madera y cubiertas de fibras de polipropileno opaca y translúcidas. Por recomendación de los especialistas se consideró un espacio de ventilación para evitar se genere un micro clima nocivo. Además, se consideró un sistema de drenaje con tuberías de PVC que evacuan las aguas hacia el huachaque.

El costo total de las actividades de instalación de coberturas y pisos es de aproximado un millón de soles. Las actividades antes mencionadas se ejecutaron durante los últimos tres meses y contaron con la participación de medio centenar de profesionales entre los que destacan arqueólogos, arquitectos, conservadores, ingenieros y demás técnicos y especialistas del Proyecto Especial Complejo Arqueológico Chan Chan y la Dirección Desconcentrada de Cultura La Libertad.

“Respeto a lo trabajado hasta ahora estamos en posición de recomendar a las autoridades del Ministerio de Cultura que los programas de prevención no sean temporales sino permanentes, se evitarían así afectaciones a sitios patrimoniales”, manifestó María Elena Córdova Burga.

Datos Programa Enso:

En la región La Libertad, se intervino en dos etapas. La primera contó con un presupuesto de 6 millones 600 mil soles, se inició en setiembre de 2014 y culminó en mayo del 2015. En la segunda etapa se invirtió casi 4 millones, los trabajos se desarrollaron desde noviembre del 2015 hasta finales de enero del 2016. En total, sólo en La Libertad, el Ministerio de Cultura a través de la Dirección Desconcentrada de Cultura ha invertido más de 10 millones de soles.

Fueron 535 trabajadores quienes laboraron en la protección de 15 sitios arqueológicos construidos en base a barro y también piedra. En el Valle Jequetepeque se trabajó en San José de Moro, Pacatnamú, Dos Cabezas, Cerro Chepén y Farfán; En el Valle Chicama se intervino Mocollope, Huaca Faña, Chiquitoy Viejo y El Brujo; entre tanto, en el Valle Moche se realizaron trabajos en Huaca de La Luna, Chan Chan, Galindo y Huaca Los Reyes; y finalmente, en el Valle de Virú se intervino el Castillo de Tomabal y Huancaco.

El trabajo contó con la participación de arqueólogos, conservadores, ingenieros, topógrafos que cuentan con previa experiencia en intervenciones en sitios. A nivel nacional, el Ministerio de Cultura intervinó en 63 monumentos del Patrimonio Cultural en las regiones de Tumbes, Piura, Lambayeque, La Libertad, Ancash y Lima.

Las acciones consideraron la instalación de coberturas, reestructuración de muros en peligro de colapso, tratamiento de escorrentías y encausamiento en zonas verdaderamente agrestes. La finalidad es conducir el agua que baja de los cerros por su conducto natural evitando así que en caso de registrarse el anunciado fenómeno natural El Niño no se afecte el sitio arqueológico.

Las acciones de conservación preventiva incluyeron la limpieza general de los sitios intervenidos, protección de muros y paramentos, estabilización basal, cubrimiento de pozos de huaqueo, replanteo de pendientes, entre otros. Adicionalmente, se han instalado paneles informativos de los sitios arqueológicos para su identificación y protección.

03 13 14 23 24 27

 

 

 

 


Acerca del autor



Deja un comentario

Regresar arriba ↑
  • Módulo de Consulta Ciudadana

    consulta
  • Correo Corporativo

    Correo Institucional
  • Convocatoria CAS

  • Facebook