Noticias

Publicado el septiembre 20th, 2013 | por Chan Chan

0

Conservan tres conjuntos amurallados en Chan Chan

Marino de La Cruz tiene 55 años es trujillano y desde hace más de 5 años trabaja en la conservación de Chan Chan. “Estar aquí es otra forma de sentir el patrimonio”. Junto a Marino trabajan más de 250 personas entre arqueólogos, ingenieros, conservadores, arquitectos,  técnicos y operarios quienes se encuentran ejecutando la conservación de tres conjuntos amurallados en el patrimonio de barro. “Es un gusto trabajar en Chan Chan, restaurar mi historia, la historia que me enseñaron en el colegio” asevera de La Cruz quien aspira a convertirse en conservador de monumentos de tierra.

El Ministerio de Cultura a través del Proyecto Especial Complejo Arqueológico Chan Chan continúa con la recuperación de estructuras internas y muros perimetrales de tres conjuntos amurallados.  En Tschudi, las acciones de investigación y conservación están orientadas a la recuperación y protección de la Plataforma Funeraria secundaria. Este proyecto incluye la posterior exhibición del espacio conservado, es decir, el uso social para el disfrute de los visitantes, asimismo el proyecto de inversión pública considera el resane de cerca de 20m2 de relieves originales con motivos de ardillas, finalmente las acciones de conservación en este recinto arqueológico  consideran el tratamiento de cabeceras en las zonas antes mencionadas.

Este proyecto cuya inversión es superior a los quinientos sesenta y cinco mil nuevos soles registra un avance de 90%. Actualmente se está ejecutando el trabajo de gabinete que implica la conservación y análisis del material recuperado entre el que destacan restos óseos, cerámica y textiles.

En paralelo se intervienen dos plazas del conjunto amurallado Rivero, una de ellas similar a la plaza principal de Tschudi, dichas áreas presentan serios daños producidos por el tiempo y la acción negativa del hombre. Rivero es uno de los conjuntos amurallados más afectados por su cercanía al mar, lo cual ocasiona deterioro de los muros, alta presencia de sales y humedad.

Según informaron los especialistas de Chan Chan, la labor de los arqueólogos ha culminado en Rivero, en la actualidad son los conservadores quienes continúan las labores de recuperación prevista hasta finales de octubre, fecha en culminará la conservación de las dos plazas ceremoniales.

Durante las acciones de intervención arqueológica se han logrado registrar restos de telares, un cuchillo de cobre, que se presume fue usado para sacrificios, restos de cerámicas, entre otros bienes que son analizados por los especialistas con la finalidad temporalidad y uso.

Rivero tiene un presupuesto de un millón 29 mil nuevos soles y su culminación está prevista para finales de noviembre.

“Tenemos otros dos proyectos de intervención arqueológica en su última etapa dentro del procesos de gestión para ejecutar en los próximos meses, con ello aseguramos una ejecución del 90% del presupuesto asignado a Chan Chan para el presente año”. Señaló Henry Gayoso Paredes – Director del Proyecto Especial Complejo Arqueológico Chan Chan  del Ministerio de Cultura.

Muros de Laberinto:

El Proyecto de restauración de muros perimetrales del conjunto amurallado de Laberinto  tiene un presupuesto de 2 millones 22 mil 476 nuevos soles y está programado para ejecutarse durante los próximos 240 días, vale decir, los próximos 8 meses. Con esta intención se finalizará la recuperación de todo el muro perimetral de este recinto arqueológico, específicamente se intervendrá los muros perimetrales sur y este.

El presupuesto total para estos la ejecución de Tshcudi, Rivero y Laberinto es superior a los 3 millones y medio de soles.

Dato:

  • Para algunos investigadores los recintos que componen Tschudi y Rivero habrían sido planificados y construidos en la etapa media del reino Chimor, aproximadamente hace más de 900 años.


Acerca del autor



Deja un comentario

Regresar arriba ↑
  • Módulo de Consulta Ciudadana

    consulta
  • Correo Corporativo

    Correo Institucional
  • Convocatoria CAS

  • Facebook